Blogia
moniciones-b

21º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO —B—

 

DOMINGO XXI. DEL TIEMPO ORDINARIO

Monición inicial

Hermanos: la mayoría de nosotros vivimos nuestra fe rutinaria­mente y como algo que nos lo han dejado, pero sin haber nosotros optado por ella... Algo habrá, si venimos a misa, no? -decimos. Pero, ¿qué es ese algo? La liturgia de hoy puede ayudarnos a clari­ficar nuestra postura, y descubrirnos lo importante de una opción de fe. Y es que Jesús, que es criticado por sus propios discípulos, se va a plantar ante ellos... ¡Vamos a vivirlo!

Canto: .

Rito penitencial

Hermanos: acudamos con humildad a la misericordia de Dios a dejar bajo ella nuestra pequeñez, miseria y pecado...

- Tú que necesitas discípulos fieles: Señor, ten piedad.

- Tú que dejas a nuestra libertad el que optemos: Cristo, ten piedad.

- Tú que no abandonas a tu discípulo: Señor, ten piedad.

Monición a la Primera Lectura

He aquí uno de los momentos más dolorosos de la vida del hombre: tener que optar. Porque la opción limita la libertad; pero ¡atención!, la pone en ejercicio. ¿Es nuestra fe una fe de opción?

Monición al Salmo responsorial

¿Poseemos experiencias agradables de contacto con Dios? De­masiadas veces lo consideramos un estorbo... Unámonos a la ora­ción del salmista, y hagámosla nuestra.

Monición a la Segunda Lectura

¿Desde qué punto de vista contemplamos a la familia? El apóstol nos dará su visión; ¿la entenderemos, o la rechazaremos por machista? La suya es una visión basada en el evangelio...

Monición al evangelio Jesús no se rodea de cualquiera que quiera seguirle; él quiere a quienes han tomado la decisión de seguirle. ¿Habremos hecho no­sotros una opción de fe, o le seguiremos sin saber lo que hacemos, por costumbre...?

Preces († Presidente; - Monitor)

† Elevemos nuestras preces al Padre Dios con toda confianza:

- Por la Iglesia: Para que ayude a cualquier hombre a tomar las de­cisiones que se le presenten en su vida, roguemos al Señor.

- Por las autoridades de las naciones: para que en sus decisiones fa­vorezcan a los más débiles, roguemos al Señor.

- Por los pueblos que sufren la guerra, la explotación o la margina­ción: para que logren la solidaridad y la ayuda que necesiten, roguemos al Señor.

- Por las familias que están en situación incómoda: para que pro­fundicen en la vida de amor, y ambienten su hogar en la ora­ción y el diálogo y el respeto, roguemos al Señor.

- Por quienes nos encontramos aquí: para que podamos encaminar nuestra fe hacia la madurez, y demos frutos de vocación, ro­guemos al Señor.

† Dios y Padre nuestro, acoge nuestra plegaria, y fortalece nuestra fe en tu Hijo Jesús, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Nikolas García Urriz -

Txo lagun maitea: Oso ederto dago Mungia'ko web orria.
Eskerrik asko daukazuzan gauza eder guztiagaitik.
Ez yakitunoi mesede aundia egiten dauskuzu.
Esker beroenak Txo.Meza Santuan gogoratzen zaitut. Urrengorarte.Agur.
Nikolás
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres